Arona inicia la segunda edición del taller Drogas al Volante con las autoescuelas del Municipio.


El Ayuntamiento de Arona, en colaboración con las autoescuelas del municipio, ha comenzado de nuevo, el taller Drogas al Volante para formar a alumnas y alumnos sobre los elevados riesgos que tiene en la conducción el uso de alcohol, otras drogas y psicofármacos, una experiencia en las que se utilizan unas gafas simuladoras de cómo distorsionan la percepción de la realidad.

La Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Arona retoma el proyecto ¡Drogas al Volante: conduce seguro. ¡tú decides!, como una actividad enmarcada en el IV Plan Municipal de Drogodependencias y Adicciones 2019-2022 dirigida al ámbito comunitario y laboral, tras la evaluación tan positiva de la primera edición.

El proyecto que abarcará los meses de octubre, noviembre y diciembre, ayer contó con la presencia de la Concejal de Educación, Doña Yurena García Álvarez en la Autoescuela Cabo Blanco, quien animo a todas las personas presentes a sensibilizarse sobre los riesgos que supone conducir bajo los efectos de diferentes drogas y también de algunos medicamentos.

El Taller lo realizan  profesionales de la Asociación Norte de Tenerife de Atención a las Drogodependencias (ANTAD), ONG especializada en tratamiento por sustancias y de la Unidad Municipal de Adicciones. Lo cual, da respuesta a objetivos del IV Plan Municipal para los ámbitos comunitario y laboral como “potenciar la prevención y la promoción de la salud en el ámbito comunitario y laboral”, “desarrollar acciones de sensibilización y concienciación sobre el impacto de las adicciones en la salud y en la calidad de vida de las personas” y  “acciones de sensibilización sobre las consecuencias del uso de hipnosedantes + alcohol en actividades como conducir”.

Ya desde la Dirección General de Tráfico se están realizando campañas de vigilancia de tráfico para concienciar sobre el riesgo que supone el consumo de sustancias psicoactivas y la conducción, ya que: 12 de cada 100 conductores conduce después de consumir alguna sustancia psicoactiva según el Estudio de prevalencia de sustancias psicoactivas 2015; el 25% de las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol según el Observatorio Europeo  de Seguridad Vial; el 43% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico y analizados por el Instituto Nacional de Toxicología tenían presencia en sangre de drogas o psicofármacos.

Junto a ello, hay cada vez mayor preocupación por cómo el consumo de psicofármacos puede interferir en la conducción, así en el año 2016, se creó el documento de Consenso sobre  Medicamentos y Conducción en España, de los Ministerios de Sanidad e Interior, DGT, Agencia Española de Medicamentos y la Universidad de Valladolid, que establece como objetivo sensibilizar a la población general sobre los efectos negativos que determinados medicamentos pueden tener en la conducción de vehículos, ya que en España, el 5% de accidentes de tráfico están relacionados con los medicamentos, si bien, el 80% de quienes los consumen, desconocen que pueden interferir en la conducción.

Motivos todos ellos que hacen necesario incrementar la percepción del riesgo asociada a conducir bajo los efectos de diferentes sustancias psicoactivas, y fármacos, abordando aspectos como: qué son las drogas y los psicofármacos;  los efectos del alcohol, cocaína, cannabis y fármacos; los mitos erróneos que hay; qué dice la ley respecto a estas sustancias, la combinación bebidas energéticas y alcohol, muy común en los jóvenes.

A dichos contenidos, y debido a que el IV Plan recoge la necesidad de incidir  sobre las adicciones a las redes sociales (móvil e internet), se incluyen las consecuencias del uso del móvil ante el volante, ya que según datos de la DGT ya la distracción por el uso del móvil es la primera causa de los accidentes mortales en un 33%, estando ya por delante de la velocidad (29%) y de consumo de alcohol (26%). Así según el estudio de 2019 ‘Smartphones: el impacto de la adicción al móvil en los accidentes de tráfico’, realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS), utilizar el móvil mientras se conduce ocasiona cada año la muerte de 390 personas, cifras que convierten el uso del móvil en una de las principales causas de mortalidad en carretera, a la altura del exceso de velocidad o del consumo del alcohol.

La Concejal de Educación, manifestó el “agradecimiento a las autoescuelas del municipio por desear continuar con el taller y por su  implicación concienciar a las y los conductores noveles sobre el riesgo que supone conducir haciendo uso del teléfono móvil y bajo los efectos de diferentes drogas y psicofármacos y animo a todas las personas presentes  a participar en la actividad con las gafas simuladoras de consumo de drogas, para experimentar de forma lúdica la pérdida de reflejos y distorsión visual que conllevan el consumo de alcohol y cannabis”.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta:
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.