La Policía Local de Arona adquiere 5 inmovilizadores eléctricos

La Policía Local de Arona adquiere 5 inmovilizadores eléctricos TASER y forma a 50 agentes en su utilización

-El uso de estas armas en los cuerpos policiales está autorizado en el Archipiélago y recogido como equipo básico de las policías locales canarias desde 2002

ARONA.- La Policía Local de Arona ha adquirido 5 inmovilizadores eléctricos TASER y ha formado a medio centenar de agentes de todas las unidades en el conocimiento y cumplimiento de los protocolos de actuación para garantizar un uso proporcionado y en situaciones en las que exista un grave riesgo para la integridad física de las personas, policías o sujetos a controlar. Su adquisición ha supuesto una inversión de 16.133 euros y su uso está amparado en el Archipiélago por la Orden de 17 de junio de 2002, que recoge estos inmovilizadores eléctricos como “equipo básico de las policías locales de Canarias”.

Las conocidas como TASER son armas de fuerza no letal que permiten la incapacitación de una persona mediante pulsos eléctricos que interfieren entre el sistema nervioso central y el sistema motor, sin provocar lesiones ni daños graves en el organismo y sin efectos secundarios. Constituyen una alternativa al arma de fuego, por ejemplo, en aquellos casos en que ningún otro procedimiento permita reducir a personas muy violentas, con casos recientes de personas alteradas mentalmente o bajo el efecto de sustancias estupefacientes que han provocado heridas a terceros y agentes.

“Afortunadamente, son situaciones excepcionales en Arona, pero tras un largo asesoramiento, se ha optado por incluir estos sistemas en un plan de incremento y mejora de las dotaciones policiales para, en consecuencia, aumentar la seguridad. Además de una mayor dotación de personal a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado presentes en el municipio, esperamos lograr que el Gobierno central comprenda las especiales circunstancias de este municipio, así como el notable crecimiento poblacional que ha vivido en pocos años y, al amparo del superávit de las arcas municipales, nos permita incrementar la plantilla de la Policía Local”.

Así lo explica la concejal de Policía del municipio, Carolina Reverón, quien pone como ejemplo que “en Arona contamos con la unidad de élite de la Policía Local más antigua de Canarias, la Unidad de Prevención Policial (UPP), un hecho que no es casual ya que, como destino turístico, contamos con singularidades en cuanto al ocio nocturno y recibimos a 1,5 millones de turistas al año, pero también tenemos una población de 95.000 personas, distribuidas en núcleos diseminados y con realidades muy diferentes”.

Durante un mes, un total de 49 agentes de distintas unidades policiales de Arona han recibido la formación teórico-práctica en el uso de estos inmovilizadores, que incluye conocimientos sobre el marco legal, protocolos de actuación y experimentación de efectos y disparo. Su utilización, prevista solo en situaciones críticas y cuando sea absolutamente necesario, queda absolutamente prohibida contra menores y mujeres embarazadas.

Marcapasos

Además, se prevé que se eviten las zonas con poca masa muscular, así como la cara y los genitales, aunque los protocolos no recogen una prohibición clara y precisa respecto a estos puntos del cuerpo. Asimismo, la compañía ha informado de que los marcapasos modernos soportan perfectamente los desfibriladores que son centenares de veces más fuertes que los impulsos de estas armas inmovilizadoras, que emiten pulsos repetitivos de alto voltaje (50.000 v) y muy bajo amperaje (1,3 mH).

Se han adquirido 5 TASER X2, que permiten lanzar dos dardos a una distancia de hasta 7 metros que, al impactar sobre el asaltante, generan pulsos eléctricos que interfieren en el funcionamiento de las capacidades motoras, principalmente brazos y piernas, impidiendo el control voluntario de los músculos de manera transitoria. Incorporan dos cargas (de dos dardos cada una) que permiten un uso consecutivo si la primera no impacta en el agresor, doble láser, descarga disuasoria sin tener que retirar las cargas y autodiagnosis.

Además, los inmovilizadores disponen de medidas que permiten el seguimiento de cualquier tiro y que se pueden remitir a la autoridad judicial competente en el caso de que sean requeridas.

Normativa regional

La Orden de 17 de junio de 2002 de la Consejería de Presidencia e Innovación Tecnológica del Gobierno de Canarias, por la que se complementa la Orden de 16 de febrero de 2001, que establece la estandarización de los medios técnicos y defensivos de los efectivos de las Policías Locales de Canarias, incluye como equipo básico “el arma eléctrica inmovilizadora con un alcance mínimo de 2 metros y homologado por el Ministerio del Interior. Se dispondrá de un elemento por cada vehículo policial que se encuentre de servicio”.

Además, los inmovilizadores eléctricos dejan de ser materiales considerados opcionales y, por tanto, su adquisición no está vinculada a la existencia de unidades policiales de élite.

Comparte esto:

     
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios