GUÍA DE ISORA // ‘City of the Sun’, mejor documental en la duodécima edición de MiradasDoc

* El palmarés del Festival Internacional de Cine Documental de Guía de Isora incluye ‘Judas’, mejor documental nacional; ‘Sub terrae’, mejor documental canario; ‘Heimat’, mejor corto; y ‘Dust’, mejor ópera prima

* El premio Movistar+ recayó en ‘Desde que bailas’ y premio del público en ‘El cirujano rebelde’
La película City of the Sun, una coproducción de Georgia, EE. UU., Qatar, Países Bajos, del director georgiano Rati Oneli, ha obtenido el premio internacional al Mejor Largometraje Documental en MiradasDoc. El galardón se dio a conocer esta noche durante la clausura de la duodécima edición del Festival y Mercado Internacional de Cine Documental de Guía de Isora MiradasDoc, en el auditorio de este municipio de Tenerife (Islas Canarias). También resultó premiada la película española Judas, de Raúl Capdevila, Juan Carrano, Raúl Egües y Alejandra Vera, que obtuvo el reconocimiento como Mejor Documental Nacional.
El palmarés del festival se completa con el premio a Sub terrae, de Nayra Sanz, como Mejor Documental Canario; la película Heimat, del belga Sam Peeters, a la que se le concedió el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental, y la producción polaca Dust, de Jakub Radej, que recibió el premio internacional a la Mejor Ópera Prima. El Premio Especial del Público, uno de los más valorados por los participantes en el certamen, recayó en esta ocasión en la película El cirujano rebelde, de Erik Gandini. Además, el film Desde que bailas, de Beatriz Osorno y Álvaro Torrelli, recibió el Premio Movistar+, que anualmente concede esta cadena de televisión en MiradasDoc.
El palmarés de la duodécima edición del festival incluye también varias menciones honoríficas: para el documental Last days in Shibati, del francés Hendrick Dusollier, película que participó en el concurso internacional al Mejor Largometraje Documental; para la película El mar nos mira de lejos, de Manuel Muñoz Rivas, en el concurso al Mejor Documental Nacional; para Sigo acá, de la chilena Tana Gilbert, en el concurso al Mejor Cortometraje Documental; Kawasaki Keirin, de la suiza Sayaka Mizuno, en el concurso internacional a la Mejor Ópera Prima, y Archipiélago fantasma, de Dailo Barco, en el concurso al Mejor Documental Canario.
Con la entrega de premios se clausuró este sábado la duodécima edición de MiradasDoc, en la que se exhibió la película El cirujano rebelde, del italiano residente en Suecia Eric Gandini, que mereció el premio del púbico de MiradasDoc.
El director de MiradasDoc, Alejandro Krawietz, al dirigirse al público presente en el auditorio, destacó que “MiradasDoc ha logrado consolidarse en el panorama de los festivales de cine documental a través de su programación. Ha logrado consolidar un mercado con gran potencial de desarrollo. Ha logrado estructurar un programa formativo integral y ha logrado consolidar las aportaciones económicas de diferentes instituciones. El reto ahora es construir el espacio administrativo que permita la continuidad del festival en el panorama actual y en el más complicado del desarrollo de la cultura en el terreno público”.
Por su parte, la concejala de Cultura, Lorena Medina Mora, subrayó que MiradasDoc ha creado “de manera única en el mundo un Foro de desarrollo de proyectos documentales africanos y latinoamericanos. MiradasDoc, y por ende Guía de Isora, Tenerife y Canarias son el nexo de unión en este ámbito entre los dos continentes del sur”. Medina agradeció su esfuerzo al equipo que hace posible el festival y el mercado cada año, al tiempo que enfatizó el papel de las distintas áreas del Ayuntamiento de Guía de Isora implicadas en MiradasDoc y a los profesores y estudiantes implicados en esta edición de DocExprés y a los cerca de 2000 escolares que participaron en el programa educativo EnseñandDoc. Tuvo también unas palabras especiales para las personas que que presentaron sus proyectos en el pitching de MiradasDoc Market, así como a los commissioning editors, distribuidores, productores y representantes de canales de televisión presentes en esta edición.
Premios internacionales: largo, corto y ópera prima
El jurado del concurso internacional, integrado por Inti Cordera, Casimiro Torreiro y Dominique Olier, fue el encargado de conceder los premios al mejor largometraje y al mejor cortometraje. A juicio del jurado, la película de Rati Oneli City of the Sun (104’ / 2017) mereció ser el Mejor Largometraje Documental “por sus innegables valores cinematográficos para dar cuenta de la decadencia de la sociedad industrial”. La película premiada muestra las vidas, sueños y destinos de personajes extraordinarios que se desenvuelven entre las ruinas de una ciudad minera semiabandonada.
El mismo jurado concedió el premio internacional al Mejor Cortometraje Documental a la película Heimat (14’ / 2016 / Bélgica), de Sam Peeters, “por su capacidad para captar el terrible aire de esta época y el temor del otro”. Se trata de un documental sin guion que presenta un irónico retrato caricaturesco de los barrios residenciales flamencos. Sam Peeters, que estaba presente en la sala, se mostró “muy feliz, muy agradecido de que mi película haya sido reconocida y que haya logrado calar en el público, porque nos recuerda que el populismo de derechas es un sentimiento que invade Europa y se hace cada vez más fuerte y más grande en muchos países. Por ello, considero que es muy importante que el documental pueda llegar al público. Estoy enormemente agradecido”.
El jurado compuesto por Carmen Cobos, Ricardo Macián y José Díaz Cuyás, encargado de otorgar el premio internacional a la Mejor Ópera Prima, escogió la película Dust (25’ / 2017 / Polonia), de Jakub Radej, “por su coherente y sólida aproximación cinematográfica, de principio a fin. Por su acertada estructura de planos, en ocasiones casi hipnóticos, que nos acercan de manera muy personal, a veces cruda, a un recorrido que todos haremos tarde o temprano. En definitiva, por su íntimo y original enfoque, que nos atrapa como si estuviéramos viviendo lo que acontece después de nuestra propia muerte”.
La producción polaca premiada es un estudio del camino que cada cuerpo humano debe recorrer desde el momento de la muerte hasta el entierro. El director envió un mensaje grabado en que manifestó que “es estupendo que mi película haya ganado en vuestro festival. Realmente me arrepiento de no haber podido estar allí. Ha sido una de las primeras proyecciones internacionales, por lo tanto, estoy doblemente feliz de que la gente entienda y aprecie mi película en esa parte del mundo. Espero que en la próxima edición de MiradasDoc nos podamos encontrar. Gracias a todos los miembros del jurado y gracias al equipo del festival”.

Respecto a la mención honorífica para Kawasaki Keirin (40’ / 2016 / Suiza), de Sayaka Mizuno, el mismo jurado explicó su decisión “por la elegancia con que, a partir de una situación anecdótica y cotidiana, elabora una alegoría de la sociedad japonesa contemporánea, con una gran precisión formal. Por su acertado manejo de los diálogos de sus personajes, unos jubilados abandonados a su suerte por el sistema, en un buen retratado espacio. En definitiva, por el acertado diseño temático del bucle sin salida en que están inmersos los protagonistas; como esos ciclistas a los que apuestan en el velódromo, que dan vueltas y vueltas sin ir a ninguna parte”. Mizuno da voz con franqueza a la vida de los ancianos que la economía de Japón ha dejado atrás.

Premio al documental español
Igualmente, Carmen Cobos, Ricardo Macián y José Díaz Cuyás distinguieron como Mejor Documental Español la película Judas, de Raúl Capdevila, Juan Carrano, Raúl Egües y Alejandra Vera (60’ / 2017), “por su especial observación y tratamiento de un conflicto: el de la dualidad de la realidad a través de unos creíbles personajes y de una ventana al exterior: la televisión; un elemento dramático con vida propia que participa en las conversaciones de los protagonistas como uno más, invitando al espectador a reflexionar sobre la veracidad de lo que cuenta. Una aproximación sincera a un mundo en decadencia con un lenguaje cinematográfico acertado donde los planos no son más que el marco de lo que acontece”.

Judas presenta el retrato colectivo de los outsiders que habitan este lugar decadente en el centro de Barcelona, una ciudad cada día más orientada al turismo masivo y a los beneficios de su marca. En nombre del colectivo de directores, Raúl Capdevila aseguró que “para nosotros es una noticia que jamás nos hubiéramos podido imaginar porque partíamos de la filosofía de que, al ser un trabajo de clase, la sola selección al festival ya la celebramos y, cuando nos hemos enterado del premio, estamos todos pletóricos. Estamos contentos, creemos que el jurado de MiradasDoc se ha arriesgado mucho, nuestro agradecimiento es infinito”.
El jurado reconoció con una mención honorífica a El mar nos mira de lejos (92’ / 2017 / España-Países Bajos), de Manuel Muñoz Rivas, “por su alta calidad cinematográfica, que hace posible disfrutar de lo que se cuenta con un tempo acertado y coherente. Introspecciones ocultas de valor humano con pasado, presente y futuro que se pueden reflexionar y saborear gracias a una recurrente dirección y a una sublime fotografía”. Con un lenguaje poético, la película de Muñoz permite al público asistir al desarrollo de la vida junto al mar de los habitantes de una playa del sur de España.
Mejor documental canario
Laura Benítez, Amaury Santana y Pedro Felipe Acosta, integrantes del jurado que otorgó el premio al Mejor Documental Canario, distinguieron a Sub terrae (7’ / 2017 / España), de Nayra Sanz.

La directora, presente en la sala, dedicó el premio “a mis compañeros de sección del concurso canario y al resto de los cineastas canarios que están haciendo cine, tanto en las islas como fuera, porque creo que estamos viviendo un momento muy bonito e importante, en donde se ha generado entre varios grupos una sensación de compañerismo y una realidad de apoyo entre todos nosotros que me parece muy importante en toda la diversidad del cine que se hace. Les dedico el premio con el propósito de que sigamos todos nosotros haciendo películas y compartiéndolo juntos”.

Premio del Público y Premio Movistar+
El público de la duodécima edición de MiradasDoc escogió como película favorita, reconocida con el Premio Especial del Público, al documental El cirujano rebelde (52’ / 2017 / Suecia-Noruega), de Eric Gandini, que presenta un retrato íntimo del cirujano Erick Erichsen y su esposa Sennait, enfermera, que decidieron romper con su vida en Suecia y trabajar en un hospital de Etiopía.

Finalmente, un jurado integrado por profesionales y programadores de Movistar+ decidió otorgar el premio Movistar+ de la XII Edición de MiradasDoc a la producción española Desde que bailas (71’ / 2016 / España), de Beatriz Osorno y Álvaro Torrelli, que muestra cómo se rompen los roles tradicionales dentro de su matrimonio que ha vivido una rutinaria estabilidad durante 30 años. El premio consiste en la compra de los derechos de proyección de la película ganadora y, según manifestó Krawietz, “pone de manifiesto el interés que Movistar+ mantiene, desde inicios del festival”.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta:
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios