Tfe. SUR // El CEST alerta sobre la avalancha de actividades ilegales

El CEST alerta sobre la avalancha de actividades ilegales en las principales calles turísticas y playas del Sur

Empresarios y profesionales exigen cambios normativos y proponen que la Policía Autonómica se reconvierta en Policía Turística

Tfe SUR.- El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) ha denunciado la impunidad con la que, a su juicio, están multiplicándose diferentes actividades ilegales en los principales núcleos turísticos de la Isla. En ese sentido, desde el CEST demandan a las distintas Administraciones implicadas que tomen cartas en un asunto que genera cada vez más problemas no solo a las empresas sino también a trabajadores, residentes y turistas. Creen los empresarios y profesionales que la actuación de los ayuntamientos para acabar con la venta callejera y otras actividades irregulares es claramente insuficiente.

Numerosos empresarios han advertido de que dichas actividades han crecido al ritmo que lo hace la población y la llegada de turistas. Para el CEST la venta de falsificaciones, el fraude en la contratación de viviendas vacacionales o infracciones administrativas como, entre otras muchas, la venta de frutas, las trenzas o los masajes no autorizados en las playas y otros espacios constituyen un problema cada vez más grave para los municipios turísticos.

En este orden de cosas, se recalca que la “presión comercial” que ejercen los ilegales para captar clientes en la vía pública es insostenible. Empresarios y profesionales denuncian que los vendedores ambulantes paran a los viandantes llegando en ocasiones a gritarles, dándose la circunstancia de que en las playas despiertan a los usuarios que descansan y disfrutan de nuestro litoral.

La falta de control y la baja calidad de los servicios que se prestan, sin garantía legal o sanitaria de ningún tipo, están desprestigiando al Sur de la isla como destino de calidad. Aseguran que el incremento más que significativo de quejas o denuncias por lesiones generadas por masajes, trenzas o a raíz de los problemas causados por la mala calidad de los productos adquiridos ponen de relieve que las administraciones no pueden continuar con una muy insuficiente atención y actuación en este terreno.

El CEST lamenta que los empresarios legalmente establecidos sufran una competencia a todas luces desleal, dándose la paradoja, según muchos comerciantes, de que se somete a todo tipo de controles e inspecciones solo a quienes desarrollan su actividad legalmente. “Solo se controla a los legales”, apuntan.

Creen los empresarios y profesionales del Sur que resulta desalentador que no se detecte una voluntad clara y eficaz por parte de las autoridades respecto al necesario control de estas situaciones. El CEST reitera la necesidad de que para poner freno a esta avalancha de actividades irregulares que se está sufriendo en el Sur se incrementen los medios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y, sobre todo, de las Policías Locales. En ese sentido, reiteran que es fundamental que se revise la documentación de los ilegales y, en su caso, que se identifiquen sus domicilios para que puedan hacerles llegar las multas después del correspondiente trámite administrativo, así como que se les requise todo el género.

Consideran los empresarios que deben promoverse reformas legislativas que ayuden a solucionar una situación que genera inseguridad y desórdenes. En este sentido, los empresarios afirman que sucesos como los ocurridos recientemente en Lavapies, en Madrid, deben animar a todas las partes implicadas a una reflexión tan inaplazable como oportuna.

Para el Círculo de Empresarios, el Gobierno de Canarias tiene la oportunidad de ayudar en esta dirección, y en ese objetivo el CEST propone que la Policía Autonómica se reconvierta en Policía Turística especializada, entre otros cometidos, en vigilar y fiscalizar este tipo de actividades.

Los empresarios hacen hincapié en la conveniencia de proceder con reformas normativas y recuerdan que los ayuntamientos tienen la capacidad de hacerlo a través de ordenanzas, animando a las corporaciones locales a adoptar fórmulas y soluciones que están aplicándose con éxito en otros municipios del país.

Comparte esto:

     
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios