Cinco años de voluntariado en Guía de Isora

19 jóvenes de toda España dinamizan un año más las zonas de baño de Alcalá y Playa San Juan con actividades para niños y jóvenes durante 2 semanas.

REDACCIÓN. Diecinueve jóvenes voluntarios de entre 18 y 24 años procedentes de toda España participan desde el pasado 14 de julio y hasta el próximo sábado 28 de julio en un voluntariado social en el municipio de Guía de Isora conocido como Campo de Trabajo Nacional.

Su labor altruista la desempeñarán en las zonas de baño de Alcalá y Playa San Juan, donde colaborarán en la dinamización de actividades destinadas a niños y niñas, ya sean residentes o turistas. Dibujos, malabares, acroactividades, elaboración de pintaderas, juegos con pistolas de agua, globos y muchos otros son algunos de los talleres disponibles.

Para José Rivero, concejal de Juventud de Guía de Isora, es un placer que la concejalía que dirige desarrolle este tipo de actividades donde “la experiencia enriquecedora para los chicos que nos visitan y la oportunidad de intercambio también con jóvenes del municipio es tan grande” por quinto año consecutivo. El edil comenta que “para los jóvenes debe ser algo natural viajar fuera y conocer otros lugares” y califica de “importante” si además se colabora trabajando para dinamizar la actividad de la comunidad que se visita.

Cristina Jerez, de 21 años y natural Toledo, es una de las voluntarias del proyecto encargada del punto de dinamización de Alcalá. Destaca “las ganas de ayudar” como una de las motivaciones que le llevaron a dedicar una parte de sus vacaciones como estudiante a este voluntariado. Para algunos de los participantes no es la primera vez ejerciendo esta labor social. La propia Jerez, quien ya fue parte de otra iniciativa (en esa ocasión de asistencia a la tercera edad), realza “el alto valor añadido para las comunidades” de las mismas. “No solo estamos dinamizando las zonas de costa con las actividades, también estamos compartiendo valores con los niños y niñas que se acercan y creo que eso es importante”.

Otro de los voluntarios, Alejandro Villaluenga, madrileño de 20 años y con experiencia como monitor de ocio y tiempo libre, es primerizo en este tipo de proyectos. “Se da mucho valor a la juventud, no solo es la labor que desarrollamos sino también se nos encarga para que nos gestionemos nosotros mismos y así también aprendemos”.

No todo será trabajo para el voluntariado del proyecto. Tras finalizar la dinamización, la concejalía de Juventud ha organizado diferentes actividades con el objetivo de conocer los atractivos naturales de la isla. El Teide y el macizo de Anaga son algunas de las excursiones que más interés despiertan.

Comparte esto:

     
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios