Arona celebra la llegada de la diosa Mazu, un acontecimiento único en España

Arona celebra la llegada de la diosa Mazu, un acontecimiento único en España

-A ritmo de tambores, gongs y platillos, envueltos entre las conocidas danzas del león y del dragón, más de 600 personas de origen chino, llenaban las calles de Los Cristianos de elementos típicos de la cultura Mazu, durante el desfile de más de 2 kilómetros de recorrido.

-Los ciudadanos de Putian, ciudad de la isla de Meizhou, establecidos en el sur de Tenerife acogen así la llegada de la diosa del mar, junto a muchos vecinos y turistas que compartían la puesta en escena de este acontecimiento espiritual, Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

El acto comenzaba a las 15:00 horas, en la plaza del Pescador de Los Cristianos, con exhibiciones típicas de música y danza. Allí se concentraban más de 600 personas que han participado en la representación de la cultura Mazu en el sur de Tenerife, arropados por muchos vecinos y turistas que disfrutaban de la espectacular presentación.

Un evento único en el país, ya que la celebración acoge por primera vez en España una réplica de la diosa del mar, una de las divinidades más veneradas de China.

El ayuntamiento de Arona, ha colaborado y apoyado la celebración que podría convertirse en uno de los acontecimientos más importantes de la cultura china en España. El alcalde de Arona abría el evento manifestando que “felicitamos a esta comunidad residente en nuestro municipio, vecinos y vecinas que han querido compartir con nosotros su cultura, apostando por esa multiculturalidad de la que goza Arona con más de 130 nacionalidades diferentes. Tenemos la suerte de acoger un evento de esta magnitud, único en nuestro país, convirtiéndose en un lugar de encuentro entre el conjunto de comunidades de Arona, y que también ha acogido a muchas personas de otras islas que se han trasladado hasta aquí para vivir de primera mano esta celebración”.

El acontecimiento continuaba con la presentación de las mujeres Meizhou que lucían las vestimentas típicas de esta corriente espiritual, para dar paso al desfile de más de 2 kilómetros de recorrido por las calles del núcleo costero de Los Cristianos, hasta llegar al templo provisional en el que la diosa, acompañada del resto de figuras que han sido transportadas desde China (dos de ellas los dioses de guardia que le ayudan a vigilar la vida humana), hacia su entrada a través de la ceremonia tradicional.

La Comunidad China, residente en Tenerife, ha constituido la Asociación Cultural Mazu de España, con la intención de difundir y compartir las características e historia de su cultura. Una entidad que se ha estrenado con este acontecimiento que se celebra paralelamente en todas las ciudades del mundo en las que se encuentra una parte del espíritu de la diosa Mazu.

Mediante esta asociación se ha procedido a transportar una parte del espíritu MAZU a España, contribuyendo de manera activa al viaje espiritual hacia occidente. Un traslado que comenzó el 7 de diciembre de 2019 en el templo ancestral de MAZU en la Isla de Meizhou, y que ha finalizado con esta especial ceremonia de “La división del espíritu de MAZU”.

Según el presidente y miembro fundador de la Asociación, Jinshun Wu, la comunidad proyecta fabricar en el municipio un templo espiritual que acoja para siempre a las diosa y resto de figuras que podrán ser visitadas y veneradas por la población.

Un evento que pretende consolidarse, manteniendo las diferentes ceremonias culturales que se celebran en el resto del mundo y que están relacionadas con la historia de la bahía Meizhou.

Diosa Mazu

Mazu es la diosa del mar, patrona de los pescadores y marineros de las costas de sureste de China.Se conoce con otros nombres como Tianshang Shengmu (la Señora del Cielo), Tianhou (Emperatriz del Cielo), Tianfei (Concubina del Cielo), Meizhou Niangma (Madre de Meizhou), entre otros nombres. Tiene a su lado dos dioses de guardia, Qianli Yan (Ojo con vista de mil millas) y Shunfeng Er (Oreja que oye con el viento voces a lo lejos), los cuales la ayudan a vigilar la vida humana.                                                                                                                                                                                        

La integración de elementos del Confucianismo, el Budismo y el Taoísmo contribuyó a la ampliación de influencia de Mazu, que sobresalió de los numerosos dioses del mar y llegó a ser la representante de los dioses marinos en la cultura china.

Según leyendas, Mazu se llamaba Lin Muoniang cuando era humana. Nació en la isla Meizhou de la provincia de Fujian en la Dinastía Song del Norte (960-1127). Como no lloró al nacer, sus padres le dieron el nombre de Muoniang, cuya traducción literal es «niña silenciosa».

Fue endiosada y nombrada Mazu en la dinastía Song del Norte, periodo en que aparecieron muchos templos en su honor. El emperador Gaozong de la dinastía Song le concedió el título de Dama Huiling. De ahí se convirtió en una diosa reconocida por el gobierno. Después la creencia en Mazu se extendió de Fujian a otras provincias costeras como Zhejiang y Cantón. Luego llegó a la isla de Taiwán y Japón, así como países de sureste de Asia (Tailandia, Malasia, Singapur y Vienam, entre otros). Hoy en otras ciudades costeras como Tianjin, Shanghai, Nanjing, así como ciudades de las provincias de Shandong y Liaoning también se encuentran templos de Mazu o Templos de Tianhou (Emperatriz del Cielo).

Con las aventuras oceánicas del gran navegante chino, Zheng He, durante el periodo Yongle de la dinastía Ming, la creencia en Mazu acogió su auge de popularización foránea. Las posteriores migraciones de chinos al extranjero permitían que la creencia llegara a lugares aún más lejos. Hoy en Nagasaki y Yokohama de Japón, Kuala Lumpur de Malasia, Filipinas, e incluso en Europa y América es posible encontrar templos en honor a Mazu, el próximo en el sur de Tenerife.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: