Arona realiza 225 intervenciones contra vertidos ilegales de escombro y material de obras en espacios prohibidos

Arona realiza 225 intervenciones contra vertidos ilegales de escombro y material de obras en espacios prohibidos

El área de Seguridad del Ayuntamiento de Arona, a través de la Policía Local, ha
llevado a cabo en las últimas semanas una campaña contra los vertidos y
abandono de basuras, residuos o restos de obras y otros materiales en lugares
no autorizados para ello, atendiendo de esta manera a una demanda de vecinos
de los diferentes núcleos y a la búsqueda de un adecuado mantenimiento de los
espacios públicos del municipio.

El Ayuntamiento de Arona ha puesto en marcha en las últimas semanas una
campaña dirigida al correcto mantenimiento del espacio público del municipio y
del buen uso de los servicios públicos, atendiendo, de esta manera, a una
demanda de los vecinos de los diferentes núcleos.
Para ello, tras haber realizado una estrategia de concienciación sobre horarios
y tipología de contenedores de basuras, además de aumentar su número,
mejorar su colocación y activar un sistema de recogida de enseres, el área de
Seguridad, a través de la Policía Local, ha desplegado una intensa actividad
dirigida a monitorizar la correcta utilización de estos servicios y a la detección
del mal uso de estos, que conlleva perjuicios para el conjunto de la ciudadanía.
De esta manera, a lo largo del mes de febrero, se han realizado un total de 225
intervenciones en los diferentes núcleos del municipio sobre el vertido
incontrolado de escombro y materiales de obras en lugares no autorizados para
ello y el depósito de basuras fuera de horario, entre otras acciones. En total, y
como derivación de esas intervenciones, se han impuesto una decena de
multas.
El concejal del área de Seguridad, Francisco Marichal, ha explicado que “una
de las principales demandas de los vecinos del municipio se refiere,
precisamente, a los vertidos y el depósito de basuras fuera de los contenedores
habilitados para ello. Esta actitud genera interferencias en el buen
funcionamiento de los servicios públicos, lo que perjudica a todas y a todos,
problemas medioambientales o el mal aspecto de los espacios que son del
conjunto de la ciudadanía. Para evitarlo el primer paso es siempre la
concienciación”, ha agregado.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: