Arona se desconecta de las energías fósiles y apuesta sólo por las de origen renovable en instalaciones municipales

Arona se desconecta de las energías fósiles y apuesta sólo por las de origen renovable en instalaciones municipales

-El Ayuntamiento de Arona y todos sus dependencias o puntos de baja tensión –
desde administrativos a oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano (SAC),
pasando por colegios, los centros culturales y cívicos, guarderías o centros de
mayores, así como alumbrado público- se suministrarán únicamente a través de
proveedores que garanticen el origen 100% renovable de la energía que generan,
lo que lo convierte en uno de los primeros de Canarias en dar ese paso,
especialmente entre aquellos que cuentan con más de 100.000 habitantes.

La senda de la sostenibilidad que Arona transita como seña de identidad del
municipio le ha llevado a ser uno de los primeros en Canarias que dará uno de
los pasos más complejos y ansiados: la compra de energía proveniente,
únicamente, de fuentes de origen renovable, abandonando aquellas que
proceden de hidrocarburos. Una auténtica desconexión de las energías fósiles.
Así lo ha decidido el Ayuntamiento, que se ha adherido, para ello, a un
convenio marco creado por la Federación Española de Municipios y Provincias
(FEMP) para la contratación del suministro eléctrico 100% “limpio” y que esta
misma semana ha dado un paso fundamental con la apertura por parte de la
corporación de las ofertas de las diferentes empresas, lo que permitirá la
adjudicación del contrato en las próximas semanas.
De esta forma, la corporación de Arona se garantiza que el 100% de la energía
eléctrica de todas las instalaciones dependientes de ella, o puntos de baja
tensión, procedan de fuentes “limpias”, desde las dependencias administrativas
a las oficinas del Servicio de Atención al Ciudadano, pasando por los centros
de mayores, cívicos, culturales, guarderías o colegios, así como el alumbrado
público.
En los últimos años, Arona ha emprendido una activa política de sostenibilidad
ambiental, que le ha llevado a cambiar el alumbrado público por luces de
tecnología LED de mayor eficiencia, a sustituir gran parte de su flota de
recogida de residuos, a poner en marcha iniciativas como la organización de
contendores en islas ecológicas, la instalación de jaulas para cartón comercial
o la campaña Mi cole recicla, que ha enseñado y concienciado al alumnado del
municipio sobre cómo separar correctamente los contendores para facilitar el
reciclaje. Todo ello se ha traducido en el ahorro del equivalente a más de 49
toneladas de petróleo, según datos de finales de 2017.
Sin embargo, dar un paso adelante en el suministro de energía eléctrica
procedente, únicamente, de fuentes renovables tendrá un impacto definitivo y
lo hace único entre los municipios canarios de más de 100.000 habitantes.

José Julián Mena: “Una estrategia medioambiental ambiciosa y realista”
El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha explicado que “hemos puesto en
marcha una política de sostenibilidad medioambiental ambiciosa, pero realista,
con medidas y hechos concretos, como la decisión de suministrarnos
únicamente de energías renovables. De nada serviría -ha añadido- tener una
estrategia de sostenibilidad si no vamos al origen, que el suministro, la
procedencia del suministro eléctrico”.
Los concejales de las áreas de Contratación, Leopoldo Díaz Oda, y de Medio
Ambiente, José Luis Gómez, han coincidido en subrayar la importancia “de
acometer iniciativas integrales y transversales, en las que el suministro de
energía eléctrica para el Ayuntamiento de Arona, por ejemplo, vaya
acompañado de cláusulas y exigencias éticas, que profundicen en el
compromiso de este gobierno con nuestro entorno. Es una manera efectiva de
contribuir a mejorar nuestra sociedad”.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: