El Ayuntamiento de Guía de Isora paraliza unas obras sin licencia en una galería de agua y abre una investigación

El Ayuntamiento de Guía de Isora paraliza unas obras sin licencia en una galería de agua y abre una investigación

Los análisis diarios del agua de abastecimiento detectaron la turbidez provocada por los trabajos que incluso podrían haber cortado el abastecimiento en dos núcleos

GUÍA DE ISORA.- El Ayuntamiento de Guía de Isora ha paralizado unas obras sin licencia municipal que se estaban realizando en una galería del municipio. Los trabajos, detenidos el miércoles 7 de agosto, habían provocado un significativo aumento de la turbidez del agua que llegaba a los depósitos municipales y de no haberse paralizado habrían supuesto el corte del abastecimiento de agua para Piedra Hincada y Agua Dulce en estos días de verano.

Sin licencia y sin aviso previo a la comunidad de aguas correspondiente, de la que la Corporación local también es integrante, las obras se detectaron gracias a los análisis del agua que el Ayuntamiento realiza a diario y por un corte en el suministro del abastecimiento a Piedra Hincada y Agua Dulce. El corte no llegó a afectar a los vecinos gracias a las reservas de agua de los depósitos municipales que dieron servicio a estos núcleos.

Sin embargo, la turbidez del agua sí podía haber supuesto la apertura de un expediente de la Consejería de Sanidad contra el Ayuntamiento al introducirse polvo y sedimentos en suspensión derivados de las citadas obras. Este hecho obligó a la purga de tuberías y depósitos afectados para mantener la calidad del agua.

El alcalde de Guía de Isora, Pedro Martín, ha destacado la gravedad del hecho por producirse en pleno mes de agosto, cuando más demanda hay de agua y se ha mostrado contundente ante estas actividades: “no permitiré que se tome a la ligera la calidad del abastecimiento del agua ni que se produzcan perjuicios a los vecinos”.

Martín ha confirmado que ya se ha abierto un expediente sancionador y que se recabaran todos los datos procedentes de los técnicos de la empresa concesionaria, Entemanser, y de la Policía Local para evaluar la gravedad de los hechos. El alcalde explica que para realizar este tipo de obras no basta con una autorización del Consejo Insular de Aguas, y que este mismo organismo ya advierte la necesidad de coordinar con el Ayuntamiento los trabajos a realizar.

“Estamos preparados para preservar la calidad del agua y del abastecimiento a la población y seguiremos vigilantes con los análisis diarios y todos los indicadores técnicos para que nadie se salte la legislación en un asunto tan serio como el del agua que llega a los domicilios de los vecinos”, ha zanjado el alcalde.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: