El comercio de las islas vive uno de sus peores momentos

El comercio de las islas vive uno de sus peores momentos

 

 

CUATRO PYMES COMERCIALES CIERRAN SUS PUERTAS CADA SEMANA EN CANARIAS

Tenerife.- Aminorar la presión fiscal sobre los consumidores; aumentar el gasto público en actividades privadas y públicas con capacidad de crear empleo; y reactivar el crédito por parte de las entidades financieras, objetivos estratégicos para reactivar el consumo canario. El sector comercial canario inicia el año con nuevos descensos en sus ventas. El Índice de Comercio al Menor cae un 6,3% en tasa anual durante el primer trimestre de 2013. El paro registrado aumenta su cifra hasta los 48.970 desempleados, 2.691 más que en marzo de 2012. Se reduce la afiliación a la Seguridad Social que, al final del primer trimestre, empleaba a 135.316 trabajadores, 2.590 afiliados menos en un año. Santa Cruz de Tenerife, 23 /06/ 2013.- Las cajas registradoras de los comercios en Canarias apenas se mueven. La caída en picado del consumo privado se refleja no solo en un descenso del 6,3% en las ventas a precios constantes en su promedio trimestral, sino también la destrucción de empleo que registra el sector, que en el mes de marzo ya aglutinaba cerca de 49.000 parados, 2.691 más que hace un año y en la desaparición de empresas. Cada semana, cuatro establecimientos comerciales se ven obligados a cerrar sus puertas en Canarias. Del total de 15.057 empresas inscritas en actividades comerciales se ha pasado a 14.847. Estos son algunos de los datos que se recogen en el Boletín Sectorial de Comercio del I Trimestre de 2013 elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. Si el comercio despidió 2012 con los peores resultados de los últimos cinco años de crisis, el primer trimestre de 2013 no ha servido para cambiar esta tendencia. El 53 por ciento del sector comercial de Canarias estima que sus ventas continuarán cayendo, mientras que el 46 por ciento de los empresarios cree que su actividad seguirá en punto muerto. Ante este panorama, el director general de la Cámara de Comercio considera que la recuperación del comercio, que es un sector estratégico en la generación de empleo en Canarias, “no será posible mientras no se aminore la presión fiscal sobre los consumidores y las empresas, se incremente el gasto público en actividades privadas y públicas con capacidad de crear empleo y se reactive el crédito”. En cuanto a aminorar la presión impositiva sobre los canarios, la Cámara de Comercio ha propuesto que se incorpore en la reforma del Régimen Económico y fiscal, que las rentas de hasta 33.000 euros se beneficien de una menor tributación en Canarias. Asimismo, el director general de la Cámara considera que de llevarse a cabo estas y otras medidas de estímulo, se conseguiría mejorar el poder adquisitivo de las familias, generar un mayor nivel de confianza de los hogares canarios reactivando su consumo y, por tanto, la actividad empresarial y el empleo del sector. Dorta Antequera opina que la situación del comercio en las Islas es “crítica” y señala que “las administraciones públicas no pueden dar la espalda a un sector que supone el 24 por ciento de las empresas inscritas en la Seguridad Social y da empleo al 21 por ciento de los afiliados”. En este sentido, dice que es “necesario revertir cuanto antes la tendencia de caída del sector comercial, que se ha acentuado a lo largo del último año, frenando la destrucción de empresas y empleos”. Según el Boletín de la Cámara de Comercio, en el primer trimestre de 2013 se ha registrado una pérdida anual de 210 empresas comerciales inscritas en la seguridad social, un descenso de 2.590 afiliados y un incremento de 2.691 parados respecto a los de hace un año.

Balance del comercio, primer trimestre del año.

Una vez hecho el reajuste que supone el cambio de año base 2010 realizado por el INE, el comercio minorista canario continúa durante el primer trimestre de 2013 sufriendo descensos en su actividad económica, con una tasa anual negativa del promedio del Índice de comercio al por menor (ICM) a precios constantes del 6,3%, aunque esta supone una desaceleración de la caída anual registrada en el trimestre anterior. El descenso en el conjunto nacional se cifra en el 10%. El Índice de Ocupación del Comercio minorista, elaborado por el INE, muestra un descenso del empleo en el sector a una tasa anual del 2,9% en el primer trimestre, mientras que la disminución en el conjunto nacional es siete décimas inferior a la canaria (-2,2%). El promedio de afiliados a la seguridad social en la rama de actividad comercial durante el primer trimestre se reduce un 2% sobre la cifra de hace un año. A 31 de marzo, el número de afiliaciones del comercio canario alcanzó las 135.316, cifra que supone 2.590 afiliados menos en comercio que hace un año. Por lo que respecta al total nacional, la afiliación promedio del trimestre en comercio cayó a una tasa anual del -2,8%. En el primer trimestre del año la actividad comercial canaria sufrió de nuevo un crecimiento del desempleo registrado, con un 6,1% de aumento interanual en el promedio de parados registrados, tres puntos inferior al del trimestre anterior. El nivel de desempleados al finalizar marzo se sitúa en 48.970 parados, 2.691 más que hace un año. Por su parte, en el conjunto nacional el paro comercial en el mismo período alcanza la cifra de 685.127, con 63.300 desempleados más que hace un año y una tasa interanual del 10,1% en el promedio del trimestre. Del mismo modo, la estadística de Empresas Inscritas en la Seguridad Social, elaborada trimestralmente por el ISTAC a partir de los datos del Ministerio de Trabajo en la que se recoge la información relativa a las empresas con trabajadores en alta en el Régimen General, excluyendo los trabajadores autónomos sin asalariados, nos muestra como el último día del trimestre existían en Canarias un total de 15.057 empresas inscritas en actividades comerciales, incluida la venta de vehículos de motor y motocicletas. Una cifra que supone 210 empresas menos (-1,4%) que en marzo de 2012, de las que la mayoría se corresponden con comercios minoristas (-137).

La evolución de los precios a la baja confirma la caída del consumo y de la actividad.

Al cierre del trimestre, el grupo «Alimentos y bebidas no alcohólicas» es el único que experimenta un encarecimiento de precios en el Archipiélago (0,3%), 2,2 puntos por debajo del nacional (2,6%). El resto de grupos registró descensos en las tasas anuales, siendo la más elevada la de «Menaje» (-1,3%), que contrasta con el aumento del 1,3% experimentado a nivel nacional. Le siguen «Vestido y calzado», con el -0,4% y «Bebidas alcohólicas y tabaco», con un descenso del 0,2%. En este sentido apuntar que el 52% de los empresarios afirmó haber tenido unos resultados desfavorables comparativamente con los del cuarto trimestre del pasado año, frente a un 5% que afirmó haberlos superado. Las perspectivas para la temporada de primavera son de estabilidad para el 47% de los comercios y de descenso de actividad para el 48%, cuatro puntos menos que en el trimestre anterior, mientras que las respuestas afirmativas no sufren alteración y se mantienen en el 5%.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: