El grupo de gobierno ignora a los vecinos que denuncian ruidos continuados en la zona turística

El grupo de gobierno ignora a los vecinos que denuncian ruidos continuados en la zona turística

El alcalde responde a CC en el pleno que le consta que los ruidos han sido corregidos y los vecinos le desmienten.

STGO DEL TEIDE.- Los vecinos de Playa de La Arena, en Santiago del Teide, se han tenido que poner en contacto con el grupo municipal de Coalición Canaria para hacer pública una situación que consideran insoportable, como consecuencia de los ruidos generados por determinados establecimientos turísticos en horarios de descanso.
Los problemas comenzaron en enero de 2013 cuando los ruidos provocados por un establecimiento turístico en horario de tarde y noche comenzaron a ser continuos. Ante tal situación de incomodidad se dirigieron por escrito al ayuntamiento en varias ocasiones, incluso mediante carta manuscrita a la Concejal de Turismo, sin obtener respuesta.
El junio de 2013 dirigieron un escrito de queja al ayuntamiento que nunca fue contestado, por lo que el día 24 del mismo mes interpusieron una denuncia ante la Policía Local poniendo de manifiesto los ruidos insoportables que llevaban padeciendo durante seis meses. Nuevamente, ante la falta de respuesta, presentaron en el registro de entrada municipal otra queja para que el consistorio actuase y se reunieron con el alcalde para abordar esta problemática.
Ante la desidia del gobierno local, los vecinos han evaluado los ruidos por sus propios medios llegando a medir niveles que superan, con creces, los permitidos por las ordenanzas municipales. Pese a llamar continuamente a la Policía Local, los agentes poco han podido hacer porque carecen de un sonómetro homologado que les permita levantar acta de la infracción, carencia que ha podido confirmar el grupo municipal de CC con los propios agentes.
Una vez puestos en contacto los vecinos con el grupo municipal de CC, el portavoz nacionalista, Jonathan Martín Fumero, presentó al pleno en el mes de noviembre dos preguntas al alcalde, solicitando conocer cuántas denuncias constaban en el ayuntamiento sobre este tema y qué medidas se habían tomado para solucionarlo. El alcalde respondió por escrito a finales de enero que “nos consta que existen denuncias”, y admitió que había mantenido “entrevistas o reuniones con los dueños de los locales y establecimientos cuyos ruidos puedan molestar a algún vecino y nos consta que han sido corregidos”. Esta respuesta no se corresponde con la situación actual, porque los vecinos siguen soportando ruidos y continúan sin recibir respuesta del consistorio a sus denuncias.
El portavoz municipal de CC, Jonathan Martín Fumero, a quien los vecinos han trasladado toda la documentación existente, manifiesta al respecto que “lamento la falta de respeto con la que nuestros gobernantes han tratado a los vecinos en un asunto que vulnera las ordenanzas municipales. Es vergonzoso que la Policía Local carezca de un sonómetro homologado que hubiese permitido solucionar este caso desde el momento en el que se inició, hace más de un año”.
El portavoz remarcó que “es difícil entender que el alcalde, además responsable directo de la Policía Local, no actúe en defensa del cumplimiento de la normativa en materia de ruidos aprobada por el propio ayuntamiento, que administrativamente es un caos, algo preocupante e inaceptable.”
El concejal nacionalista concluye añadiendo que “llegaremos hasta el final con este asunto exigiendo el cumplimiento de la Ordenanza Contra le Emisión de Ruidos para mejorar la convivencia y el bienestar de todas las personas que residen en la zona, y además exigiremos que se dote a la Policía Local de los medios adecuados para el desempeño de sus funciones, que actualmente se encuentran mermadas por la falta de material esencial”.

Foto: www.ecologiaverde.com

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: