El PSOE defiende la potenciación de las zonas comerciales abiertas por sus beneficios para la economía local de las Islas

El PSOE defiende la potenciación de las zonas comerciales abiertas por sus beneficios para la economía local de las Islas

Canarias.- El diputado socialista José Ignacio Álvaro Lavandera defendió hoy la necesidad de mantener el programa sectorial para la potenciación de las zonas comerciales abiertas por los múltiples efectos positivos que tiene sobre la economía local de las Islas. En sesión plenaria, recordó los buenos resultados que ha tenido esta iniciativa para atraer a los turistas a aumentar el gasto en esas zonas o en los múltiples mercados municipales, con la consiguiente ayuda al comercio minorista, fundamental para el desarrollo de muchas pequeñas y medianas poblaciones. Álvaro Lavandera informó de que en la actualidad, las zonas comerciales abiertas en Canarias son dos en El Hierro, tres en Fuerteventura, ocho en Gran Canaria, una en La Gomera, cuatro en La Palma, dos en Lanzarote y quince en Tenerife, todas ellas gestionadas por asociaciones de pequeños y medianos empresarios. El programa está financiado al 50 por ciento entre el Gobierno de Canarias y los cabildos, disponiendo además de la cofinanciación del 75 por ciento proveniente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. “Se trata de un esfuerzo presupuestario plurianual de varias administraciones que está más que justificado a la vista de la importancia de las pequeñas y medianas empresas del sector comercial como generadoras de empleo y que, según la programación de las anualidades, este esfuerzo presupuestario deberá ser mayor en 2013 que en este ejercicio”, expuso. El parlamentario indicó que el presupuesto previsto por el Gobierno canario para 2013 es mayor que en 2012, un total de 4,2 millones de euros, frente a los 3,2 millones de 2012. “Desde el PSOE celebramos el incremento del 30 por ciento que garantiza el mantenimiento del programa”, expresó, al tiempo que remarcó la necesidad de “impedir la desertización de los cascos históricos de las ciudades, lo que provocaría no sólo un daño al tejido comercial tradicional, sino también la degradación de zonas de gran atractivo histórico y arquitectónico”. En esta línea, señaló que el comercio acumula el 20 por ciento del empleo que se genera en Canarias y precisó que, si bien las zonas comerciales abiertas son una fórmula de éxito en muchas ciudades españolas, “en Canarias, con un clima que invita a pasear por la calle, tienen un mayor interés”. Destacó, asimismo, lo positivas que resultan en los núcleos turísticos, “añadiendo atractivo, oferta y mejora de espacios públicos y, por tanto, aumento de la competitividad del destino”.

PROGRAMA ESTRATÉGICO

El diputado majorero señaló que los comercios tradicionales tienen que competir en inferioridad de condiciones con las grandes superficies comerciales, “escenario que el actual Gobierno de España parece que quiere empeorar con sus políticas de liberalización de horarios”. Al respecto, hizo hincapié en que por cada puesto de trabajo que genera una gran superficie a día de hoy, se pierden al menos cinco en el pequeño comercio, “a lo que hay que añadir que la mayoría de los beneficios de las grandes superficies se marcha más allá de nuestras fronteras”. Por ello, insistió en que resulta “fundamental y estratégico” el mantenimiento del programa, desarrollando las obras presupuestadas y planificando las zonas comerciales abiertas que se determinen en la actual coordinación existente con cabildos y ayuntamientos para, cuando haya fondos suficientes, acometer las obras que sean necesarias.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: