El tomate Marroquí pone en grave peligro la subsistencia del sector tomatero Canario

El tomate Marroquí pone en grave peligro la subsistencia del sector tomatero Canario

EL TOMATE MARROQUI PONE EN PELIGRO A 16 MIL FAMILIAS CANARIAS

El Sindicato Agroalimentario de CCOO en la provincia de Las Palmas, denuncia la competencia desleal del tomate Marroquí, que pone en grave peligro la subsistencia del sector tomatero Canario y por ende, a las 16 mil familias que de el dependen.

Teniendo conocimiento de la entrada de media docena de palets de tomates provenientes de la región de Agadir (Marruecos) y distribuidos por Mercalaspalmas sin tener conocimiento de quien o quienes han sido los destinatarios de dicho producto, este Sindicato Provincial de CCOO denuncia nuevamente lo que estas practicas suponen para el empleo en Canarias.

Un Archipiélago con una tasa de desempleo que supera el 33%, no se puede permitir la perdida de un sector como el tomatero, que abarca a un total de 16 mil trabajadores y trabajadoras (entre puestos directos e indirectos) y cuyo perfil es de mujer mayor de 45 años, con baja cualificacion y por tanto con escasas posibilidades de volver a reintegrarse en el mercado laboral.

Subrayar, que las condiciones de los trabajadores y trabajadoras del tomate marroquí son extremadamente precarias, con salarios que no superan los 0.70 €uros/hora, con jornadas interminables, sin protección social y sin norma alguna que contemple la Prevención de Riesgos Laborales.

El fomento del tomate marroquí con las condiciones laborales que padecen actualmente, es potenciar la explotación a la que se ven sometidos estos miles de trabajadores y trabajadoras además de poner en serio riesgo por esa grave competencia desleal, la continuidad del sector tomatero canario, que en los últimos años ya ha perdido mas de un 16% en exportación y mas de 8000 puestos de trabajo.

Es por todo lo expuesto, que demandamos al Gobierno de Canarias así como al Gobierno Central y la UE, a que se exija a Marruecos que garantice unas condiciones dignas laborales, sociales y en materia de PRL a todos sus trabajadores y trabajadoras, así como que se lleven las medidas necesarias de control de lo exportado por dicho país.
Asimismo, solicitamos a los consumidores, a la ciudadanía, a todos los Canarios y Canarias, que se exija que el tomate sea de nuestro Archipiélago, que sea nuestro tomate, porque así no solo estaremos defendiendo nuestra economía, nuestros productos y nuestra historia, sino que estaremos defendiendo la subsistencia de 16 mil familias que dependen de dicho sector.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: