La Asociación Española de Guardias Civiles, denuncia la aplicación generalizada del código penal militar a la guardia civil.-

La Asociación Española de Guardias Civiles, denuncia la aplicación generalizada del código penal militar a la guardia civil.-

La Asociación Española de Guardias Civiles, Asociación que engloba todos los empleos y escalas de la guardia civil, denuncia la aplicación generalizada del código penal militar a la guardia civil que pretende el gobierno

REDACCIÓN.– Nos hemos quedado perplejos al leer una noticia en la que se informa que el Ministerio de Defensa maneja un borrador del nuevo Código Penal Militar en el que se incluye un nuevo supuesto: “Cuando se trate de acciones u omisiones que afecten a bienes jurídicos de naturaleza militar relacionados con la disciplina, la relación jerárquica, la unidad, la cohesión interna o el cumplimiento de deberes esenciales derivados de dichos principios de la organización militar, no encuadrables en actos propios del servicio desempeñado en el ejercicio de funciones de naturaleza policial”.

Desde que fuera modificado en 2007 el actual Código Penal Militar, para que solamente fuera aplicable a los Guardias Civiles “en tiempo de guerra, durante la vigencia del estado de sitio, durante el cumplimiento de misiones de carácter militar o cuando el personal del citado cuerpo se integre en unidades militares”, se ha tratado de retorcer artificiosamente su contenido, aplicándolo en situaciones distintas a las anteriores. Por su parte, los Tribunales Militares ha venido condenando también a Guardias Civiles en base a este Código en supuestos distintos a los indicados.

Ahora, el Gobierno pretende modificar nuevamente el Código Penal Militar, ampliando los supuestos de su aplicación a los Guardias Civiles. Este ataque no puede justificarse de ninguna de las maneras. No existe necesidad, ni justificación alguna para castigar más contundentemente a los Guardias Civiles, hasta el punto de condenarlos por delitos militares privándoles de su libertad a la mínima de cambio. La Guardia Civil ya cuenta con un completísimo Régimen Disciplinario para corregir aquellas conductas impropias o inadecuadas, incluidas las contrarias a la disciplina, al igual que el resto de cuerpos policiales.

El surrealismo alcanza cotas insospechadas. Meter a un Guardia Civil en la cárcel por hechos que en la vida civil no tendrían más efectos que una sanción disciplinaria o un despido, es sencillamente aberrante, más propio de siglos anteriores que de pleno siglo XXI. Los sufridos Guardias Civiles, entre otras cuestiones, tienen menos derechos constitucionales que cualquier otro ciudadano español, trabajan más horas al mes que cualquier otro policía, tienen el sueldo más bajo de todos los cuerpos policiales, cuentan con unas estrictas condiciones laborales, sufren una sangrante desprotección en sus actuaciones, etc…, y ahora encima, los quieren meter en la cárcel a la mínima ocasión.

Si un Guardia Civil comete alguna una infracción penal en el ejercicio de sus funciones policiales, como es lógico, se le aplica el Código Penal común, y además se le sanciona disciplinariamente. Pero si un Guardia Civil realiza un acción u omisión contraria a la disciplinaria, la relación jerárquica o a los demás supuestos que contempla el borrador del nuevo Código Penal Militar, aunque sea algo que en la vida civil no supondría infracción al Código Penal común, es una aberración que se le quiere meter en la cárcel.

AEGC muestra su más enérgica repulsa a esta vuelta de tuerca en las condiciones de los Guardias Civiles, y exige la inmediata retirada de esta injusta e injustificada modificación del Código Penal Militar, que lo único que va a conseguir es frustrar aún más, y castigar de manera extremadamente dura, a los Guardias Civiles a la mínima de cambio. En su lugar, debe modificarse el Código Penal Militar para que única y exclusivamente se aplique en tiempo de guerra, durante la vigencia del estado de sitio, durante el cumplimiento de misiones de carácter militar o cuando el personal del citado cuerpo se integre en unidades militares.

La prioridad del Gobierno debería ser proteger, formar y mejorar las condiciones laborales de los Guardias Civiles, y no meterles en la cárcel.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: