La Cámara constata el cambio de ciclo de la economía y pide a la clase política que se concentre en la generación de empleo

La Cámara constata el cambio de ciclo de la economía y pide a la clase política que se concentre en la generación de empleo


· El presidente de la Cámara alerta sobre las amenazas que pueden torcer la mejoría de la economía canaria y pide a las formaciones políticas “soluciones a la emergencia económica que significan más de 371.000 parados y que no se distraigan en contiendas electorales”


· El principal problema continúa siendo el desempleo. La crisis económica ha destruido más de 177.000 puestos de trabajo estables. Las Islas registran la tasa de paro más alta del país, un 33,2%. Un total de 371.700 desempleados, de los que un 68% son personas que en estos momentos buscan su primer empleo o llevan más de un año en paro

· Para el presidente de la Cámara la generación de empleo está vinculada a la viabilidad de las empresas, que siguen soportando cargas fiscales y costes laborales superiores a los de las épocas de bonanza económica. Considera que “la reforma del sistema fiscal debería estar encaminada a aligerar la voracidad recaudatoria de las administraciones que soportan las pequeñas y medianas empresas y los autónomos porque de esta manera los empresarios se animarían más a contratar

· La Cámara llama la atención sobre el estancamiento de dos sectores estratégicos a la hora de generar puestos de trabajo en Canarias, como son la construcción y la industria. Precisamente, el sector industrial canario vivió un duro 2013, en el que su producción cayó un 4,2%, frente al 1,8% del conjunto nacional

· La construcción reflejan comportamientos dispares. En el IV trimestre, caen un 29,1% los visados de dirección de obra nueva y las certificaciones de fin de obra se desploman hasta un 58,3% menos. Sin embargo, la venta de cemento muestra un aumento anual del 6, 9%

Santa Cruz de Tenerife .-Después de una profunda recesión, la economía canaria ha entrado en un cambio de ciclo económico, tal y como el refleja Boletín de Situación Económica de Canarias para IV trimestre de 2013. El tirón de la industria turística y su efecto de arrastre en otros sectores y su impacto sobre el mercado de trabajo ha propiciado la aparición de los primeros síntomas de recuperación económica. De hecho, las perspectivas de crecimiento que baraja el Servicio de Estudios de la Cámara para 2014 coinciden con las del Gobierno de Canarias, que se sitúan en torno al 1,5% del PIB.

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, José Luis García Martínez, alerta sobre las amenazas que pueden torcer la mejoría de la economía canaria y pide a la clase política que “se concentre en buscar soluciones a la emergencia económica que significan más de 371.000 parados y no se distraigan, en este año que es clave, en contiendas electorales”.

En este sentido, el boletín de coyuntura económica de la Cámara de Comercio recoge alertas como el insostenible desempleo que soportan las Islas, el

estancamiento de sectores claves como la construcción y la industria, la debilidad de la demanda interna, una inversión productiva anémica, la falta de crédito y una presión impositiva inasumible para una economía competitiva, entre otros factores.

El principal problema continúa siendo el desempleo. La crisis económica ha destruido más de 177.000 puestos de trabajo estables. Las Islas registran la tasa de paro más alta del país, un 33,2%. Un total de 371.700 desempleados, de los que un 68% son personas que en estos momentos buscan su primer empleo o llevan más de un año en paro.

Ante este contexto, el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis García Martínez, considera que “la generación de empleo debe ser la prioridad de cara a ir consolidando los incipientes síntomas de recuperación económica que se están dando. Los políticos canarios no pueden ni deben permitirse el lujo de distraerse del mayor problema que sufren las Islas”.

Año crucial
En este sentido, teme que en un año que es crucial para el despegue de la economía canaria, las próximas citas electorales, tanto las europeas como las autonómicas, distraigan la atención de un objetivo que requiere del consenso de todas las formaciones políticas y del entendimiento entre Canarias y el Estado”.

Para el presidente de la Cámara es necesaria la aprobación de un Régimen Económico y Fiscal para Canarias (REF) que corrija las vulnerabilidades de la economía de las Islas, al mismo tiempo que incentive la competitividad de las pymes y la generación de empleo”. Si no es así, advierte García Martínez, “las nuevas generaciones de canarios están condenados a exiliarse ante la falta de perspectivas laborales en su propia tierra”.

Líneas rojas

En cuanto a la evolución del mercado laboral, el Boletín de Situación Económica Canaria para el IV trimestre del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio confirma un buen cierre de año. Recoge que en las Islas hay 748.00 personas ocupadas, gracias a que la ocupación aumentó en 22.100 personas y el paro descendió en 21.700, en un escenario en el que la población activa se mantuvo prácticamente estable (400 activos más). Datos positivos que permitieron que la tasa del paro del Archipiélago se redujera un 1,9% en solo un trimestre.

Para García Martínez “este ritmo de creación de empleo es insuficiente para afrontar la elevadísima tasa de paro en el Archipiélago, que no ha dejado de cruzar líneas rojas, llegando incluso hasta un histórico 35%”. Considera, además, que el turismo por si solo no puede ser el muro de contención de un mercado de trabajo que, a pesar de la evolución positiva de los últimos meses, sigue haciendo aguas”.

Estancamiento de la construcción y la industria

A este respecto, el presidente de la Cámara llama la atención sobre el estancamiento de dos sectores estratégicos a la hora de generar puestos de trabajo en Canarias, como son la construcción y la industria. Precisamente, el sector industrial canario vivió un duro 2013, en el que su producción cayó un 4,2%, frente al 1,8% del conjunto nacional, y en el que la tasa de paro del sector alcanzó al 15% de su población activa, un 5,4% superior al conjunto de España.

Aunque el sector de la construcción tocó ya fondo, los datos de actividad reflejan comportamientos dispares. En el IV trimestre, caen un 29,1% los visados de dirección de obra nueva y las certificaciones de fin de obra se desploman hasta un 58,3% menos. Sin embargo, la venta de cemento muestra un aumento anual del 6, 9%.

Por otra parte, y aunque con ritmos de crecimientos muy débiles, el buen comportamiento de la demanda externa vía turismo y la leve mejoría de la demanda interna durante el cuarto trimestre del pasado año ha permitido que los empresarios del sector comercial de las islas muestren un mayor nivel de confianza empresarial. De hecho, el 60% de los comerciantes confía en mantener o mejorar sus ventas, según refleja el informe del Sector Comercial para el IV Trimestre, elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Unas expectativas que se justifican por el cambio de tendencia que experimentan las ventas en los últimos compases del pasado año. El Índice de Comercio al Menor registró un crecimiento medio en el cuarto trimestre del 7,7%, lo que supone una mejoría de las ventas del 4,6%, con respecto a los resultados del último trimestre de 2013.

En cuanto a la evolución de los precios, Canarias fue la única comunidad autónoma en la que descendió el IPC durante el pasado año hasta un -0,4%, con un diferencial de inflación anual entre el conjunto nacional y las Islas de 0,6 puntos. Según el Servicio de Estudios de la Cámara, en los próximos meses los precios seguirán manteniendo un nivel bajo hasta que se consiga recuperar una demanda interna muy débil.

Reforma fiscal e inversión productiva
Para el presidente de la Cámara la generación de empleo está vinculada a la viabilidad de las empresas, que siguen soportando cargas fiscales y costes laborales superiores a los de las épocas de bonanza económica.

En este sentido, considera que “la reforma del sistema fiscal debería estar encaminada a aligerar la voracidad recaudatoria de las administraciones que soportan las pequeñas y medianas empresas y los autónomos porque de esta manera los empresarios se animarían más a contratar”.

Asimismo, García Martínez considera que “será necesario continuar estimulando la demanda a través de la recuperación en los diferentes presupuestos de las administraciones públicas las dotaciones perdidas en inversiones productivas y en políticas activas de empleo y; por supuesto, no dejar en el olvido la reforma y modernización de la administración pública, uno de los principales cuellos de botella para el desarrollo productivo en las islas”.

“Un objetivo que – a su juicio- será difícil de conseguir si no se trabaja en medidas recurrentemente demandadas a lo largo de esta crisis como la necesidad de estimular un crecimiento integral del conjunto de sectores productivos o en la mejora competitiva de nuestra economía y de nuestras empresas, para lo que será vital el texto del REF que finalmente se apruebe para nuestro Archipiélago.”

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: