Los trabajadores sociales piden al presidente Paulino Rivero que no criminalice a las víctimas de sus políticas

Los trabajadores sociales piden al presidente Paulino Rivero que no criminalice a las víctimas de sus políticas

Los colegios profesionales dicen que la sociedad canaria es más solidaria que nuestro Gobierno

Santa Cruz de Tenerife.- Los colegios de Trabajadores Sociales de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife queremos mostrar nuestro rechazo a las declaraciones del presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, en las que señalaba que hay 400 pacientes en hospitales públicos que tienen el alta y no son recogidos por sus familiares. Lo primero que nos llama la atención es que no han pasado ni 24 horas y hasta la directora del Servicio Canario de Salud ha desmentido a Paulino Rivero, porque ha declarado que tienen contabilizados en esa situación a «95 pacientes en hospitales públicos» y el resto de los casos se da en centros sanitarios privados que tienen conciertos con la Consejería de Sanidad.

En las mismas declaraciones la directora del Servicios Canario de Salud, Juana María Reyes, reconoce que los recortes en la financiación de la Ley de Autonomía Personal (conocida como Ley de Dependencia) han paralizado la creación de nuevas camas sociosanitarias y esto provoca que haya personas mayores que necesitan ese servicio público y no lo tienen, y por eso al final se queden en camas de centros hospitalarios concertados. Por tanto, no se trata de un problema de «camas bloquedas por pacientes» abandonados por sus familiares, como manifestó el presidente canario. Se trata de una falta de camas, se trata de falta de recursos públicos como consecuencia de los recortes que el propio Gobierno de Paulino Rivero y el Ejecutivo del Estado llevan realizando hace más de 4 años.

Resulta llamativo que, en la misma entrevista radiofónica, el presidente canario presumía de ser la comunidad que más ha cumplido los objetivos del déficit. No le vamos a cuestionar ese dato a Paulino Rivero porque es real, pero eso significa que somos la comunidad que antes ha realizado los recortes de los presupuestos, y la mayor parte del dinero que se ha recortado ha sido precisamente en Sanidad y en Servicios Sociales.

Desde hace cuatro años los informes realizados por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales recogen que Canarias ha sido una de las comunidades que menos presupuesto ha aportado para cumplir la llamada Ley de Dependencia, y uno de los últimos informes decía que Canarias era una de las comunidades que más ha recortado en Servicios Sociales en los últimos años. Todos esos informes se realizan con datos oficiales suministrados por los gobiernos autonómicos.

El presidente del Gobierno canario sabe que estos recortes lo están pagando los ciudadanos de las islas que menos recursos tienen, que en muchos casos carecen de ingresos y tardan más de un año en acceder a la Prestación Canaria de Inserción. Por eso las declaraciones de Paulino Rivero criminalizan a los que menos tienen, a los que más sufren sus políticas de recortes en Servicios Sociales, en Sanidad y en Educación.

Desde que comenzaron a aplicar los recortes los colegios profesionales de trabajadores sociales denunciamos que las consecuencias sociales iban a agravar más la crisis. Los hechos nos han dado la razón. Ha aumentado la pobreza, la desigualdad, las listas de espera en sanidad, en los servicios sociosanitarios, pero al aumento de la demanda de servicios sociales el Gobierno canario y el del Estado han respondido recortando la financiación de esos servicios. La responsabilidad de esta situación está en los políticos que aplican estos recortes y no en los ciudadanos que los sufren. El presidente Paulino Rivero debería tener claro que si no se ha producido un estallido social es precisamente porque la sociedad canaria es más solidaria que su Gobierno.

Foto: Web / diariodeavisos

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: