Pérez: “Las becas LOMCE convierten a los alumnos y alumnas en pobres de solemnidad”

Pérez: “Las becas LOMCE convierten a los alumnos y alumnas en pobres de solemnidad”

El consejero de Educación sostiene que la supresión de las becas de movilidad suponen “una auténtica afrenta a Canarias”

CANARIAS.- Estudiantes de Canarias que no tengan más opción que salir de las Islas para cursar los estudios postobligatorios que elijan, tendrán que sobrevivir todo el curso académico con un máximo de 3.060 euros. José Miguel Pérez, consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad preguntó a la Cámara Regional si creían posible que un estudiante cuya familia no puede prestarle apoyo económico, es capaz de sufragar los gastos de transporte, alojamiento, manutención, material de estudios, desplazamientos, etc. con esa cantidad al año, asegurando que “las becas LOMCE convierten a los alumnos y alumnas en pobres de solemnidad”.

Pérez criticó que, además de las ayudas a los desplazamientos, en el nuevo Real Decreto que regula el régimen de becas y ayudas al estudio se suprimen también las ayudas a la escolarización, las destinadas para completar los proyectos de fin de estudios o fin de carrera, las de material escolar, materiales para estudios y el suplemento por vivir en otra ciudad, y que fueran sustituidas por una beca básica de 200 euros para todo el año, lo cual “es totalmente insuficiente si, por ejemplo, el alumnado debe desplazarse a más de 50 kilómetros del centro educativo”. “Para este concepto, -apuntó el consejero- el año pasado las ayudas ascendían a 937 euros”.

Movilidad
El titular de Educación encontró particularmente sangrante para Canarias la supresión de una beca fundamental “que afecta de lleno a la población y a la educación superior en las Islas”, como es la beca de movilidad, que permite a los estudiantes universitarios desplazarse a otras comunidades autónomas. Pérez recordó a la Cámara que, a pesar de que las dos universidades públicas canarias orecen más de ochenta estudios de grado, “hay un sinfín de estudios que no se pueden cursar aquí, lo cual es especialmente alarmante para Canarias”.

José Miguel Pérez informó de que, a partir de ahora, “se carga sobre el presupuesto de nuestra Comunidad Autónoma una cuestión que se compartía con el Ministerio de Educación, lo cual supone un gravísimo perjuicio para muchos estudiantes que se verán privados de poder estudiar los grados universitarios de su elección”.

Un decreto clasista
Durante su intervención, Pérez calificó este Real Decreto de “clasista”, al dificultar el acceso a las becas con “exigencias académicas desmedidas, con el único propósito de reducir el número de estudiantes becados”.

“La Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006, contemplaba el rendimiento escolar como subsidiario a la renta y no al revés, como pretende ahora el ministro Wert”, lo cual, según el consejero socialista, “supone un cambio radical en la filosofía de concesión de estas ayudas y en lugar de primar el apoyo a los desfavorecidos y la igualdad de oportunidades, pretende imponer el criterio del rendimiento académico como elemento discriminador”.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: