Quirón Tenerife advierte de que el aumento de ácaros en otoño empeora determinadas enfermedades respiratorias

Quirón Tenerife advierte de que el aumento de ácaros en otoño empeora determinadas enfermedades respiratorias

-El otoño es una estación que favorece la concentración de ácaros en el ambiente, sobre todo en zonas subtropicales como Canarias
-El servicio de Alergología recomienda a las personas afectadas a poner especial cuidado en el control ambiental de sus viviendas y en vigilar sus hábitos alimenticios

Tenerife.-  La llegada del otoño, y con ella la proliferación de los ácaros del polvo, aumenta la alergia a estos invertebrados y empeora los síntomas de enfermedades como la rinitis crónica, el asma bronquial alérgico o la dermatitis atópica. Por ello, es importante que las personas que ya sepan que son alérgicas a los ácaros pongan especial cuidado en el control ambiental de sus viviendas y en vigilar sus hábitos alimenticios.
Como explica el alergólogo de Quirón Tenerife, el doctor Víctor Matheu, en otoño se dan las condiciones de alta humedad y suaves temperaturas que favorecen la aparición de estos artrópodos, sobre todo en zonas subtropicales como Canarias, por lo que las personas diagnosticadas con alguna enfermedad respiratoria y que viven en el archipiélago tienen que ser especialmente cuidadosas para evitar la aparición o empeoramiento de sus síntomas.
El especialista se refiere a un reciente estudio publicado por los alergólogos Dr. Ruperto González, Dra. Paloma Poza, Dra. Inmaculada Sánchez y el propio Dr. Víctor Matheu en agosto de 2013 en la revista Jounal of Allergy & Clinical Immunology, que es la primera revista científica mundial en el campo de la alergología y el principal órgano de expresión de la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI). En este artículo, varios especialistas en Alergología de Tenerife alertan de que en estos meses, cuando los ácaros se multiplican, se puede producir una exacerbación de ciertas enfermedades debido a la alta exposición a los ácaros.
Los alergólogos alertan sobre las posibles recaídas de pacientes tanto con enfermedades de las vías respiratorias altas, como la rinitis alérgica, como con patologías de las vías respiratorias bajas, como el asma bronquial alérgico. Igualmente también existe riesgo de padecer enfermedades asociadas como la dermatitis atópica o incluso, aunque afortunadamente menos frecuentemente, episodios graves de alergia (anafilaxia) tras la ingestión de alimentos contaminados por ácaros tales como harinas o alimentos rebozados (Oral mite ingestion: expect more than anaphylaxis. J Allergy Clin Immunol. 2013 Aug;132(2):505.).
De hecho, en varios trabajos previos, estos médicos, que trabajan tanto en el Hospital Quirón Tenerife como en la Clínica Alergocan de Tenerife, han referido la mayor serie de pacientes con anafilaxia a ácaros Tyreophagus entomophagus, que, según el mapa acarológico español, se encuentran casi exclusivamente en tierras canarias. “Estos pacientes deben tener una estrecha vigilancia de sus hábitos alimenticios y proceder según su médico les aconseje”, destaca el alergólogo de Quirón Tenerife.
El Dr. Matheu subraya además que lo principal es hacer un buen diagnóstico alérgico, pues no todos los pacientes con alérgicos a los ácaros padecen síntomas alimentarios. “Después de un diagnóstico correcto, se recomienda a todos estos pacientes que lleven consigo un autoinyector de adrenalina para su utilización en caso necesario”, aclara el especialista, para luego dejar claro que por ello en la consulta se les adiestra para que sean capaces de advertir los primeros síntomas (picor dentro de la boca y, sobre todo, dificultad para respirar) y saber en qué momento deben autoinyectarse dicho medicamento.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: