[Vídeo] “Sentimos miedo al ir a clase” caminando por una carretera general sin aceras ni iluminación

[Vídeo] “Sentimos miedo al ir a clase” caminando por una carretera general sin aceras ni iluminación

Medio centenar de padres y alumnos del IES Alcalá reclaman ante la Consejería de Educación el servicio de transporte que tenían hasta el curso pasado.

GUÍA DE ISORA.- Más de medio centenar de padres, madres y alumnos del IES de Alcalá reclamaron la semana pasada ante la sede de la Consejería de Educación en Santa Cruz de Tenerife, la restitución del servicio de transporte escolar que disponían hasta el curso pasado y que este curso ha suprimido el Gobierno de Canarias. Esta medida afecta a los estudiantes de 3º y 4º de la ESO y a algunos de los de los programas de cualificación especial, todos ellos residentes en Playa San Juan y Fonsalía, al vivir a menos de los 5 kilómetros que estipula una Orden del citado departamento del Gobierno autonómico para que estén cubierto por el servicio de transporte. Durante una hora, los manifestantes, que portaban pancartas con mensajes como “No a los recortes en educación, sí al transporte” o “Menos trenes, más guaguas”, llamaron la atención frente a la sede de Educación con una sonora pitada y cacerolada, al tiempo que gritaban consignas como “Enseñanza obligatoria, transporte obligatorio”, “Sí al transporte, no a los recortes” o “IES Alcalá, merece más”. En un momento dado se preguntaron si algún responsable de la Consejería les atendería y con el cántico “¿Dónde está Georgina, matarilerilerile…?” reclamaron la presencia de la directora general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, Georgina Molina. Ante la presencia de varias cámaras de televisión improvisaron el grito “Tenemos la tele, tenemos la gente, ahora solo nos falta, transporte urgente”. Los manifestante contaron con el apoyo de tres concejales del grupo de Gobierno del Ayuntamiento isorano, las concejales de Educación y Juventud, Cristina García y Ángeles González, respectivamente, y el edil de Deportes, José Rivero. Al finalizar la protesta una madre y una alumna elegidas como portavoces, fueron las encargadas de leer un manifiesto en las que trasladan el malestar por la supresión del transporte y otros recortes que ha llevado a cabo la Consejería de Educación. La alumna portavoz dejó patente que lo que sienten unos niños al ir cada día caminando “es miedo” en referencia a que ahora tienen que ir a clase caminado por la carretera general TF-47, que no cuenta ni con aceras ni con iluminación y por ella circulan vehículos a gran velocidad que los expone a graves riesgos cada día. Por su parte la madre portavoz, pidió a los responsables de la Consejería que les recibieran y les fuera dada una explicación de lo decretado. Ambos manifiestos, quedaron registrados y a la espera de respuestas por parte de las autoridades educativas del Gobierno autonómico.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: