Una Feliz Navidad, en palabras de Juan Antonio Jorge Peraza

Una Feliz Navidad, en palabras de Juan Antonio Jorge Peraza

Juan Antonio Jorge.- Como cada Navidad, aunque el año pasado no tuve valor para escribir nada, porque veía mucha gente pasándolo mal y me parecía que sobraba ofrecer buenos deseos, este año si quisiera acercarme a todos mis Jóvenes amigos y amigas para desearles una feliz Navidad, un buen año y una existencia plena para siempre.

Quisiera obsequiarles con un texto, un pequeño cuento, una reflexión que ha surgido del magín porque la vida la ha puesto allí. Este año había sido un poco convulso; he dejado un puesto de trabajo, ese anhelo que tantas personas ansían para cubrir las necesidades de sus seres queridos y yo lo dejo por salvar mi dignidad. Es un poco difícil de encajar, pero este mundo no se ha hecho para cobardes. Al final, las necesidades se cubren de alguna manera y cuando ya todo pierde importancia, a tus hijos sólo les dejas dignidad.

Este año había sido diferente, complicado, enrevesado, hasta que un desafortunado lance de la conducción vial desplazó mi rumbo y casi vuelan las incontables ilusiones, lo que no hice, lo que no dije… Casi todo hubiese quedado al borde de una carretera, como una anécdota. Porque al final de la vida, en el cosmos, sólo somos una anécdota. Entre mis pequeños tesoros, si hubiesen existido, sólo habría legado la dignidad, hasta mi maravilloso utilitario ha quedado para la chatarra, pero yo estoy mejor que nunca, como si hubiese nacido de nuevo.

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: