[Vídeo] Los Joroperos recuperan el primer puesto tras dos años de Cariocas

[Vídeo] Los Joroperos recuperan el primer puesto tras dos años de Cariocas


El segundo y el tercer premio de interpretación son para los de Valleseco y para Tropicana

Eloísa Reverón / La Opinión de Tenerife
Una componente de Los Joroperos, la comparsa que logró el primer premio de interpretación el sábado por la noche en el Recinto Ferial.
Una componente de Los Joroperos, la comparsa que logró el primer premio de interpretación el sábado por la noche en el Recinto Ferial. carsten w. lauritsen
No hacía falta ser coreógrafo, ni músico, ni profesor de baile, ni miembro del jurado para tener claro quién iba a ganar el concurso de comparsas celebrado el sábado por la noche en el santacrucero Recinto Ferial. Solo bastaba con ser una de las 4.000 personas que disfrutaron como público de este certamen, y que lograron aguantar las ocho horas que duró, para comprender que había un indiscutible vencedor. Los Joroperos se hicieron con un merecido primer premio de interpretación tras hacer temblar el escenario con su ritmo y con una actuación simplemente brillante.

joroperos-2

El segundo galardón fue para Los Cariocas, que también estuvieron magistrales, aunque en esta ocasión, y tras dos años seguidos ocupando el primer puesto en el pódium, no pudieron superar a los de La Laguna. Los de Valleseco celebraron su premio también con una excomponente del grupo muy especial que se encontraba entre el público y que, aunque quería pasar desapercibida, finalmente la presentadora del acto, María José Cámara, hizo partícipes a todos los asistentes de su presencia. Allí estaba Saida Prieto, la candidata a Reina que en la Gala del año pasado sufrió graves quemaduras por la pirotécnica usada por el diseñador Willy Jorge, quien volvía a pisar el Recinto en el que casi pierde la vida. Saida, que aún sigue recuperándose física y psicológicamente de lo ocurrido, estaba tranquila pero su rostro irradiaba tristeza y cansancio.

Una de las sorpresas de la noche llegó con el tercer premio de interpretación. Fue para Tropicana, el grupo de Candelaria que hacía diez años que no lograba ser reconocido por el jurado con respecto a su actuación. Y tal fue la sorpresa y la emoción, que componentes y familiares no lograron aguantar las lágrimas. Los Rumberos, terceros en interpretación en 2013, se hicieron en esta ocasión con un accésit. Se quedaron sin nada, a pesar de ser una de las mejores de la noche, la comparsa Danzarines Canarios, que sorprendieron y gustaron al público, pero parece que no tanto al jurado.

También hubo sorpresas en el reparto de los galardones de presentación. El primero fue para Bahía Bahitiare, gracias a su original, aunque no muy comparsera, fantasía Bella Italia, de Zara Díaz Mendoza. Los Rumberos, con un vestuario cargado de notas musicales, diseñado por la propia comparsa, se hicieron con el segundo galardón. El jurado decidió otorgar el tercero a Los Valleiros, que lucieron la fantasía denominada Color y sabor a samba, de Silibri Diseñadores. El accésit fue para Los Danzarines Canarios, por su vestuario Bravo Bravísimo, de Borja Abreu, y que para muchos se merecía un mejor puesto. Se quedaron sin premio de presentación las comparsas Los Cariocas y Los Joroperos a pesar de la belleza de sus fantasías.

El espectáculo de las comparsas en el Recinto Ferial comenzó a las 20:00 horas ante un público formado por más de 4.000 personas. A diferencia de la mayoría de los actos del Carnaval chicharrero y a pesar de los numerosos seguidores que tienen las comparsas, el del sábado por la noche no fue emitido en directo por Televisión Canaria. Los grupos lo entregaron todo sobre el escenario, unos mejor y otros peor, y las actuaciones fueron ágiles y entretenidas en la mayoría de los casos. Sin embargo, la tardanza en la preparación sobre el escenario de cada una de las parrandas provocó que el veredicto del jurado no se conociera hasta pasada las ocho horas desde que comenzara el acto.

Los Brasilerios rompieron el hielo. Es la comparsa que menos componentes tiene, 50, y eso se notó durante la actuación. Al ritmo de un repertorio latino, con canciones de Juan Luis Guerra y Celia Cruz entre otros, intentaron llenar el escenario, pero la descoordinación y la pobreza de las coreografías se notaron demasiado. La última vez que lograron un premio de interpretación, después de haber conseguido varios primeros puestos, fue en el año 1994. Tras los Brasileiros, se subieron al escenario del Recinto Los Valleiros. Su fantasía sorprendió pero no su actuación. Bailaron al ritmo de merengue y salsa sobre todo, pero se produjeron demasiados errores en la coreografía y a esta le faltó fuerza. En el año 2000 consiguieron un accésit en interpretación. Los terceros en actuar fueron los Danzarines Canarios, dirigidos por Luis Hernández. Con ellos subió el nivel. Entre batucadas, merengue, salsa y samba, los que ensayan en la calle Santiago ofrecieron un espectáculo digno de premio, con portés y mucho ritmo, pero no se llevaron ninguno.

Los cuartos fueron Los Tabajaras. La última vez que lograron un galardón de interpretación fue en 2005. Ha sido, como Danzarines Canarios, una de las comparsas más premiadas en la historia del Carnaval chicharrero, sin embargo en la actualidad ha perdido algo de magia. El sábado por la noche fueron los primeros que utilizaron la actuación de un cantante para bailar al ritmo de su voz, método que también usarían a continuación más grupos. Los Rumberos ofrecieron uno de los repertorios más originales de la noche, con un homenaje a Charlot incluido. El jazz, el mambo y la salsa se mezclaron para ofrecer una actuación que gustó al público.

Bahía Bahitiare apostó por un repertorio formado por canciones de los años 70 y 80, con poco sabor carnavalero. Las coreografías fueron pobres y sin fuerza en comparación con el resto de participantes. Los Cariocas pusieron el listón alto. Los bailarines, espectaculares, y la parranda, casi perfecta. Salsa, samba y también música de los 80 acompañaron a unas coreografías complicadas y llenas de ritmo. Tropicana sorprendió, dejando claro que se supera año tras año. Gustaron al público y también al jurado. Río Orinoco hizo lo que pudo, pero el nivel ya estaba demasiado inalcanzable para los componentes de esta comparsa. Buena salsa pero poca brillantez en el baile.

Cerraron el espectáculo Los Joroperos, y como dice el refrán, los últimos serán los primeros. Pues así fue. Ofrecieron unas coreografías espectaculares, con numerosos cambios en el escenario y complicadas figuras en grupo. La parranda, magistral, y el grupo de baile, coordinado y entregado. Estaba claro, fueron los ganadores.

Fotos: Álvaro Armas

Por favor, síguenos y regálanos un me gusta: